La preocupación por el cuidado del medio ambiente debe estar presente en todos los sectores de la sociedad, principalmente en el mundo corporativo, la mala gestión en este sentido está trayendo resultados desastrosos tanto para la empresa como para la naturaleza.

Una empresa sustentable considera aspectos que van desde la calidad de sus productos, el origen de sus recursos de producción, el impacto ambiental de sus actividades, sin dejar de lado el impacto que genera su producción y deshechos.

Actualmente, las empresas que implementan políticas de sustentabilidad hacen parte de un selecto grupo de empresas que están transformando el mercado a través de sus procesos internos. Los argentinos miran con mejores ojos a aquellas empresas con mirada a futuro y los inversores las consideran más rentables, pero la sustentabilidad plantea un nuevo desafío para pensar políticas integradas a largo plazo.

Lo principal es entender que la transformación debe ser gradual y estratégica, por ello como primer paso recomiendan el desarrollo de un buen diagnóstico para relevar el desempeño de la empresa en temas económicos, sociales y ambientales, y también identificar fortalezas y debilidades con relación a sus procesos internos y la cadena de valor.

El compromiso de la máxima gerencia es quizás el principal punto de partida, ya que puede facilitar y acelerar el proceso de transformación.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) basa todos sus conceptos sobre empresas sostenibles en 3 ideas fundamentales, revisarlas será una guía excelente para saber qué aspectos se deben mejorar para que tu empresa sea sostenible.

  • Pilar 1. Es la creación de un entorno propicio a las empresas sostenibles y el empleo. En este caso lo que se busca es que los gobiernos mejoren sus políticas y legislaciones en materia de empleo. Como empresario tu labor será conocer las acciones que tu gobierno emprenda.
  • Pilar 2. Se refiere al espíritu empresarial y la creación de empresas, busca fomentar esta cultura en distintos países a través del acceso a información, tecnología y esquemas de financiamiento.
  • Pilar 3. Habla de los lugares de trabajo sostenibles y sujetos al principio de responsabilidad. Este último es muy importante pues pretende el uso correcto de los recursos naturales y la creación de un ambiente de trabajo adecuado, con salarios competitivos y un trato respetuoso e igualitario hacia los empleados.

Aspectos fundamentales de la sostenibilidad:

  • Revisar las emisiones de gases contaminantes, el protocolo de Kioto (http://bit.ly/2H8Pgem) indica cuáles son estos gases y los porcentajes de emisiones aceptados.
  • Especial atención al consumo energético, ya que muchos recursos del planeta no son renovables y es necesario optimizar su uso. Además del consumo adecuado y responsable del agua.
  • Trato igualitario e inclusión de género, así como la integración de personas con capacidades diferentes deben ser prioridades.

Consejos básicos:

Pensar al consumir: cualquier uso de recursos innecesarios debe analizarse, por ejemplo en la oficina, la adquisición excesiva de papelería.

Imprimir sólo lo necesario:  imprimir menos documentos, comprar poco papel, utilizar hojas recicladas, digitalizar documentos y realizar trámites vía electrónica, es una acción que cada vez más empresas adoptan.

Baterías: las pilas son uno de los productos que más contaminantes emiten, es preferible comprar recargables que, aunque su precio es más elevado, se recupera la inversión después de cinco usos.

Reemplazo de equipos:  los equipos antiguos consumen más energía, una manera de ahorrar es utilizando aparatos multifuncionales que cooperen con el ambiente.

Hábitos ahorradores: tener hábitos de menor consumo, como desconectar los aparatos que no se estén utilizando, apagar las luces cuando no se usen, reducir la cantidad de agua para realizar actividades cotidianas y hasta caminar más o utilizar bicicleta para llegar a la oficina.

Home Office: considerar esta opción al menos una vez a la semana trae muchos beneficios, de esta forma se evita el tiempo de traslado de los trabajadores, no se emiten contaminantes por usar su auto y el trabajo es más eficiente.

El camino es largo, y cada empresa deberá hacer su propio recorrido a medida que avanza en el desarrollo sostenible, pero además de contar con un departamento de responsabilidad social empresarial (RSE) y crear políticas sostenibles, la organización debe tener la premisa de consumir con responsabilidad los recursos naturales.

 

 

 

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.