El currículum vítae es lo primero de nosotros en lo que se suelen fijar las empresas que están ofreciendo un puesto de trabajo que deseamos. Esto significa que el simple hecho de evitar que se deje de leer al llegar a la mitad del texto es todo un reto. Según una investigación de “TheLadders”, un reclutador tarda aproximadamente unos 6 segundos en decidir si eres apto tras mirar tu CV ¡Te dejamos 10 claves para mejorar tu CV!

  1. Construí tu CV en función del puesto al que aspirás: debes adaptar tu información de manera que reflejes lo que la empresa está buscando, tanto a nivel organización como en las especificaciones del perfil al que estás aplicando. Conviene que repases el currículum y cambies los datos cada vez que lo envíes a una empresa para una nueva oferta de trabajo. De hecho, es recomendable que tengas versiones diferentes del CV.

 

  1. Actualizá tu CV hasta el día de hoy: es uno de los puntos más importantes. Actualizar tu CV multiplica las posibilidades de conseguir trabajo. El CV tiene que estar completo al 100% para brindarle información útil y precisa al reclutador.

 

 

  1. Escribí tu CV en orden cronológico inverso: tanto la experiencia laboral como los estudios realizados conviene escribirlos en orden cronológico inverso, de lo más reciente y actual a lo más antiguo. Así el reclutador podrá realizar una fácil lectura.

 

  1. Destacá tus cualidades, pero NUNCA mientas: utilizá tu currículum para resaltar tus habilidades y tus puntos fuertes, pero no mientas, las posibilidades de que te descubran son bastantes altas y de ser así tu imagen quedará dañada permanentemente.

 

 

  1. Brevedad y concisión: para que tu currículum sea atractivo y fácil de leer te conviene ser breve y conciso. Escribí frases cortas, huí de los párrafos y ofrece la información de forma esquemática, que al leerse se puedan captar los datos más importantes en tan sólo unos segundos.

 

  1. Usá espacios en blanco para dirigir la mirada del reclutador hacia puntos específicos: intentá no incluir tanta información que pueda terminar distrayendo al reclutador. Creá un currículum que sea agradable para la vista y utilizá los espacios en blanco para atraer la mirada del reclutador en aquellos aspectos importantes de tu perfil.

 

 

  1. Arma tu CV en menos de dos hojas: el CV es un resumen laboral y no una biografía. Tienes que ser sintético. Lo ideal es escribir todo en una sola hoja o dos, dependiendo los estudios y la experiencia. Si el CV es muy largo tiene más posibilidades de ser descartado.

 

  1. Utilizá viñetas para resaltar funciones, responsabilidades o logros: debajo de cada trabajo realizado, especificá las funciones o logros con no más de cuatro o cinco viñetas. Servirá para que el reclutador tenga una idea bastante clara de las funciones y tareas que has desarrollado en cada una de tus experiencias laborales.

 

 

  1. Compartí tu CV con otras personas: siempre conviene que el CV lo lean otras personas para que te den su punto de vista. Muchas veces pueden detectar errores o hacer sugerencias de las cuales no te habías percatado ¡Y revisalo antes de enviar!

 

  1. Incluí la información académica de forma breve: solamente la información académica relevante para el puesto, nombre del centro, el título y el año de graduación.

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.